Noches de pizza

Noches de pizza

March 21, 2013 |  by

Ayer fué una noche de pizza con mi hermana, mi esposo y mi bebita que ya tiene 8 meses!

Las noches de pizza me saben a niñez, a placer, a compañía, a familia  y es como si me estuviera dando permiso para consentirme y darle un masajito al alma.

Yo sé que le sonará  a una visión casi sobredimensionada de la pizza o la comida, pero lo cierto es que las sensaciones que nos llegan a través de los sentidos son muy poderosas.

Alguna vez estuve en una conferencia en el Banco de la República, aquí en Bogotá, del perfumista francés Christophe Laudamiel quien, entre muchas cosas interesantes sobre las que volveré a hablar en un nuevo post , dijo que el olor es el viajero más rápido de la memoria. Y yo creo que sí porque cuando llega la pizza y uno abre la caja, ese olor a masa ocupa todos los pensamiento y el olor se convierte en un recorrido para la memoria.

noches de pizza

Estando todavía en el colegio trabajé en una pizzería y para mí fue maravilloso empezar a ganar dinero y aprendí muchas lecciones sobre el trabajo, el servicio, la humildad y la amistad. Años más adelante volví a trabajar en la misma cadena y una de las cosas que más disfruté fue ese olor a pizza todos los días.

También recuerdo los planes con mis padres a la pizzería del Hotel Intercontinental de Cali, mi favorita porque me encanta el sabor, la masa es delgadita como yo la prefiero, buenos ingredientes y porque recuerdo las risas en familia con mi papá, mi mamá y mi hermana. Esa pizza me sabe a felicidad.

Defintivamente en la comida existe esa magia de las sensaciones, ese poder de recorrer la memoria en un olor, en un sabor y es por eso me gusta cocinar; por esa búsqueda un poco melancólica.

Algo que es muy francés es el libro “En busca del tiempo perdido” de Marcel Proust. Es un libro muy conicido y que precisamente habla de esos recuerdos a través de esta ” memoria involuntaria”. Quise traer este fragmento de la primera parte “Por el camino de Swan”:

“Y muy pronto, abrumado por el triste día que había pasado y por la perspectiva de otro tan melancólico por venir, me llevé a los labios unas cucharadas de té en el que había echado un trozo de magdalena. Pero en el mismo instante en que aquel trago, con las miga del bollo, tocó mi paladar, me estremecí, fija mi atención en algo extraordinario que ocurría en mi interior. Un placer delicioso me invadió, me aisló, sin noción de lo que lo causaba. Y él me convirtió las vicisitudes de la vida en indiferentes,  sus  desastres  en  inofensivos  y  su  brevedad  en  ilusoria, todo del mismo modo que opera el amor, llenándose de una esencia preciosa; pero, mejor dicho, esa esencia no es que estuviera en mí, es  que  era  yo  mismo.”

Es como como si una pizza, como si una pastelito, como si un olor trajera consigo un viaje y la cosa es que  no importa cual sea la receta de pizza, o si es la mejor pizza, o la más gourmet; lo que es realmente esencial es que haga parte de la memoria de cada uno.

noches de pizza 2

Enfin, ayer fue una noche de pizza y la disfrutamos mucho sobre todo porque por causa de la lluvia llegó un poco tarde y la deseamos tanto que la comimos con muchas ganas y fue un momento muy especial, cargado de recuerdos, de sensaciones y de cosas definitivamente queridas. No hay nada como sentarse en la mesa, con una comida rica y una buena charla con los tuyos no?

Les recomiendo ésta receta:

Pedir, preparar o comer en algún lugar favorito una pizza con sus seres queridos.

Que les parece ?

 



3 Comments


  1. Si definitivamente hay ciertos olores que nos remontan en esos momentos en que hemos compartido y que hoy queramos o no, lo hacen nos sentir igual. Pedir pollo Kokoriko especialmente, y perdonen por la propaganda, pero siempre que lo degusto, recuerdo aquel dia que salimos del hospital despues de visitar a la tia Teresa, con los tios y fuimos a comer Pollito me acordé de los huesitos que queria traerme envueltos en una servilleta para olerlos…. jajajjaa verdad… eso me cuentan los tios

    Maravillosa anecdota. El olor de esos chiclets que traen la miel por dentro, me recuerda cuando me di primer besito con Diego… le decian careplato no se porque…

  2. Hi, I do believe this is a great blog. I stumbledupon it ;) I will
    come back yet again since I bookmarked it. Money and freedom is the best way to change, may you be rich and continue to help other people.

Trackbacks

Leave a Reply

Comment moderation is enabled, no need to resubmit any comments posted.